Relax

Relax

martes, 31 de octubre de 2017

Redmi Note 5. La presentacion inmiente de un súper ventas.




Recientemente se han publicado muchas noticias en relación al súper ventas de Xiaomi en la gama de entrada. Algunas más efusivas que realistas, y en estas líneas intentaré aclarar un poco la actualidad en lo que sabemos del último terminal de la empresa asiática.
A mediados de verano se presento la primera de las variantes de este modelo y poco a poco hemos ido desgranando al mas básico de la 5ª generación del Redmi, el Note 5A.
El Redmi Note 5A no es que sea un dechado de virtudes, más bien lo contrario. Este modelo es “básico” en toda la amplitud de la palabra, es un modelo que se limita a cubrir demanda de mercado sin más ambición que la de ser una novedad con un coste muy ajustado. El Smartphone no es que sea inútil, en cuestión exprime sus pocas virtudes para no ser despreciado, claro, pero a un usuario medio no le atraería lo mas mínimo el bloque presentado tener por ciertas carencias.
Para no extenderme mucho resaltaré lo que nos propone Xiaomi: un bonito diseño, materiales plásticos de suficiente calidad, que no se descascarillan o se decoloran demasiado pronto, aunque siempre mejoran en cada generación, su tacto es agradable y no da mala sensación en la mano. La pantalla con una resolución HD de 720, que me parece escasa y noto falta de brillo. Para no ser del todo crítico con el benjamín de la gama, he de admitir que la batería y el procesador son, en proporción, la mejor parte del terminal. No es que en ningún caso sea malo, pero me esperaba un poco más de esta firma. Es evidente que el equipo es básico y frente a la competencia por este precio el Redmi Note 5A es un teléfono cuidado. Orientado a usuarios poco exigentes o primerizos en esto de los Smartphones. Un primer móvil de adolescente o una persona mayor que no este molesto por una pantalla con la resolución justa y una cámara que sólo se defiende con luz natural, pero que en condiciones opuestas se deja ver las costuras, en compensación se nos invita a exprimir la generosa batería con redes sociales, YouTube y algún juego no muy exigente en cuestión gráfica.
Gran parte del público que compre este móvil tendrá estabilidad y potencia suficiente, pero no puedo olvidarme del Redmi Note 4X que sigue estando en mercado y sus componentes superan en todas las líneas al nuevo modelo de la marca. Cierto es que el Redmi Note 4A también era la versión más básica y más sosa de los tres. Y no es justo sacudirle al nuevo, sabiendo que es el modelo más básico de la marca.
Pues después de este rapapolvo gratuito, pasamos a valorar las noticias que van apareciendo de cara a la presentación de los siguientes modelos de esta misma gama, ya que las redes sociales y los blogs han empezado ha filtrar detalles mas realistas con capturas de la web de la certificación TENNA.

 

En principio se esperan tres versiones del Redmi Note 5 con diferentes configuraciones.
Según las fotos filtradas se pueden ver dos dispositivos y un posible tercero, de los que se espera una confirmación oficial de especificaciones, porque el diseño parece estar bastante claro.
En la filtración la parte estética parece mantener la línea Redmi Note, sin sorpresas. Se discute con el formato, pues el aspecto puede cambiar y su relación pasar a ser de 18:9. Esto puede darnos un leve crecimiento en el panel y acercarlo a las 5,9 pulgadas, décimas arriba o abajo. Las dimensiones esperadas, si el formato 18:9 se confirma, serían de 158,5x75,5x8,0 milímetros (el Mi5x tiene estas dimensiones 155,4x75,8x7,3 en 5,5 pulgadas) en una pantalla resolución FullHD+. Los marcos de la pantalla parecen más estrechos, pero no esperéis la experiencia Mix 2 en un Redmi. Los biseles posiblemente con tecnología 2.5D, que darían ese aspecto tan redondeado al conjunto del móvil.

En la línea superior se me hacen demasiados componentes, para lo que estoy acostumbrado. Se ve lo que seria un sensor para la lente de cámara y a su lado el led de notificaciones, el sensor de proximidad y el altavoz. Hay capturas diferentes y me cuesta confiar en unas mas que otras.
Se presupone que el control remoto irá en el perfil superior.
La parte trasera tampoco trae ninguna sorpresa, en la parte superior estaría la cámara e inmediatamente debajo el sensor de huellas dactilares. Posiblemente entre medias podemos esperar que por ahí "caiga" el led del flash y el micrófono de cancelación de ruido.
Comparado con los anteriores se nos hace más ancho y más grueso, pero tendríamos una mayor pantalla en un tamaño menor. Contando el crecimiento del panel, habrá que ver cómo se comporta Android Nougat y Miui 9 en la gestión de la batería, cuento con que eso vaya en beneficio de la autonomía y no espero menos de 4.000 MAh de capacidad.
Lo que más nos intriga al fin y al cabo es saber que procesador han decidido montar y como es tradición tendremos la parte más asiática para los modelos locales y la parte más occidental para los mercados exteriores.
El procesador asiático al que me refiero es el fabricado en Taiwán, el Mediatek P25 un octacore a másd de 2.0 GHz de velocidad de reloj que dotará de una gran potencia al Redmi, ya veremos como afecta al consumo de batería con MIUI 9.
El procesador que estará destinado a los mercados mas globales será el fabricado por Qualcomm, en su gama Snapdragon, más concretamente el Snapdragon 630 fabricado en 14nm, que nos dará mas eficiencia en temperatura, fluidez y sobre todo consumos. La GPU gráfica sigue siendo muy top con la Adreno 508.
Una evolución más natural y no la que se dijo hace unos meses que auguraba un 660, mucho menos lógica y realista. No me convencería una estrategia inteligente, dotar a la gama Redmi con la misma maquinaria que presentaron meses antes en un tope de gama como es el Mi Note 3.



Hay alguna posibilidad de que aparezca un tercer modelo con procesador Snapdragon 450 con diferencias en el tamaño de pantalla y en algún aspecto que no me atrevo a reconocer del todo fiable, pero me parece que este último modelo es una versión más redundante que práctica.
Las capacidades suben a las 3 y 4 gigas de RAM para mover casi cualquier aplicación o juego y una memoria de almacenamiento de 16, 32, y 64 gigas, ampliables vía MicroSD. Y si se repite lo que nos encontramos en el Redmi Note 5A, podremos gozar de un slot con dos huecos para las SIM y uno aparte para la Micro SD. Cosa que es muy de agradecer.
No esperamos que en la gama de entrada contemos con NFC por muy de moda que estén los pagos desde el móvil, nos tendremos que conformar con una buena antena WiFi y posibilidad de trabajar en las bandas de 2,4 y 5,0 GHz. Podríamos contar con Bluetooth 5.0 y Quick Charge 4.
En el apartado cámaras sigo pensando en que mantendrán un solo sensor por cada lado del teléfono, por la mejora de los procesadores podamos gozar de sensores de 16 MP para la principal( o un mejor sensor de 12 MP, herencia de sus hermanos mayores) y 8 MP para la delantera, pero en ningún caso espero una doble lente en estos modelos, quizás en un Redmi Pro 2 cabría esa posibilidad.
Hasta la presentación oficial, que se espera para el 11 de noviembre, no puedo arriesgarme a dar más pronósticos

Articulo original de Miguel Ángel ProSolTek