Relax

Relax

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Review OnePlus X



Review OnePlus X




Y de nuevo vuelvo para presentaros mis opiniones a través de una hoja en blanco por rellenar, donde expondré mis impresiones de los Smartphones que pasan por mis manos.
En esta ocasión tengo cierto regustillo por encontrarme cara a cara con un estreno, que a mi entender es presentar una versión “Lite” con mejoras, del anterior OnePlus One y poder contar, que la microcirugía le ha hecho mejorar. Al menos es mi falsa percepción de lo vengo a presentaros
Sin dar más rodeos os desvelaré que me estoy refiriendo al nuevo OnePlus X, aunque con el título ya me había cargado todo el suspense.




Mi prologo queda explicado al sacarlo de la caja. Es como quitarle la venda a un paciente operado de cirugía facial, te encentras con alguien totalmente diferente al que fue, pero sabes que su esencia sigue ahí.
Como cualquier review, empezaré por la parte estética.




Su aspecto es realmente agradable y su tacto es suntuoso por la sensación de calidad y cuidado en sus acabados. El nuevo modelo de OnePlus tiene tres acabados; el que estoy probando es en cristal, el modelo en color blanco y tiene un marco en color Champagne, otro modelo está presentado en esa piedra oscura llamada Onyx y hay un tercero de acabado en cerámica de color negro. Todas las carcasas le dan un aspecto muy Premium aun siendo un imán de huellas. Es lo que más que llama la atención a primera vista.




En su parte trasera se aloja la cámara Samsung de 13 megas con una apertura de f/2.2 que tiene un rendimiento de notable alto con luz natural. Gracias a  su  sensor  ISOCELL es más sensible a la luz, y su sistema de procesamiento de imágenes hace de las capturas algo tremendamente realista, demasiado, puesto que las “engorda”. Las hace tan realistas, que superan la realidad. ¡Valga la redundancia!
Esto disminuye cuando las condiciones de luz son artificiales, las imágenes no son tan nítidas y se acrecienta más la merma en condiciones nocturnas, donde genera el típico ruido visual, pero sigue siendo de una gran calidad. Debajo de la lente se encuentra el Flash-led de un color blanco. La lente y el flash se alojan en la esquina superior izquierda.
En la parte central está el anagrama de la marca, en un color dorado. En la trasera ya no hay nada más que el blanco glossing del cristal sobre el blanco. Le deja una parte trasera muy limpia, muy suave, perfecta en mi opinión.



 La parte delantera se compone de un cristal que cubre todo el frontal y se remata en los bordes biselados perfectamente para que no encuentren ninguna resistencia al tacto o bordes angulosos. Todo flanqueado por un marco metálico de aluminio anodizado, muy trabajado, también de color dorado.
Los materiales están alejados totalmente de los plásticos, un acierto más  de la apuesta que hace la marca en un esfuerzo por transmitir esa sensación de calidad típica de fabricantes bastante más caros.       
El teléfono es mas pequeño que el OnePlus One, concretamente tiene unas medidas de “140 x 69 x 6.8 mm” que contienen su pantalla de Full-HD 1080 de 5 pulgadas, lo que le hace ser compacto, delgado y ligero, apenas 138 gramos en el de cerámica y 160 gramos en el de Onyx. No a todos los usuarios les gustan las pantallas de 5´5 pulgadas dentro de un cuerpo de un centímetro de grosor.




El la parte alta se aloja la cámara delantera de 8 megas de muy buena calidad con una apertura de f/2.4, junto a ella se encuentran el auricular y el detector de proximidad.
La mayor parte del frontal (el 71%) está ocupado por la pantalla Amoled, que sin ser mejor que una LCD consume menos y ayuda a mantener la delgadez. Una pega es que queda algo fea por los dichosos marcos negros, que contrastan demasiado en el blanco.
La resolución del cachorro es Full HD 1080p con una densidad de 441 pixeles por pulgada, una brutalidad. 
La tecnología Amoled hace que veamos por la pantalla unos colores súper saturados, un negro muy brillante y un blanco algo amarillento, (en las IPS ocurre lo contrario, los blancos son más realistas) y le dan mucha profundidad a cualquier imagen que veamos a través de la misma. Lo que parece natural en la pantalla, no es más que una exageración digital de la realidad. Lo bueno de esta tecnología es que mejora la visión del escritorio bajo la luz solar.
Justo por debajo tenemos los tres botones capacitivos  en dorado. Un pequeño circulo en el centro, flanqueado por una pequeña línea a cada lado.



En el canto inferior tendremos la conexión para la transferencia de datos y la carga, que es del tipo microUsb, sin usar la nueva Usb Type-C que queda reservada para su hermano de mayores prestaciones. El OnePlus Two.
También se aloja un altavoz cubierto por 28 agujeritos en la carcasa dispuestos en dos grupos de 14. El de la izquierda es el altavoz mono y el de la derecha funciona como micrófono. No es gran cosa, pero para mis necesidades suena estupendamente, con la pega de que quedará cubierto a la hora de coger el móvil para jugar. Pero hay que admitir que ofrece tanto un volumen como una calidad superior para un teléfono a este precio. Además, la calidad del sonido de llamada es perfectamente aceptable.



El canto lateral izquierdo lleva un slider para gestionar la prioridad de las notificaciones, practico para algunos, pijada para otros. En mi opinión, contra mas piezas mecánicas lleve el aparato, más corta será la vida útil de sus mismas.
Lo bueno es que podemos vivir sin ese slider, en caso de que se estropease.



El canto lateral derecho está más poblado, lleva la bandeja donde podremos alojar 2 nano sim o bien una nano sim y una microsd de hasta 128 gigas, para que no nos quejemos del almacenamiento interno. La bandeja se saca con la herramienta metálica habitual, y queda encastrada perfectamente al cerrar, sin holguras, ni movimientos. Casi como algo imperceptible que solo se advierte por el agujero donde metemos la “tecnológicamente avanzada herramienta” de alambre empujador.
Inmediatamente por debajo se encuentran el botón de volumen y el de encendido. Todo en acabado metálico y de color dorado.

 
En el canto superior esta en conector Jack para los auriculares y el micro de la cámara.
A todo esto advertir que en la caja ponía que el teléfono es de color Champagne, para mi dorado, no voy a discutir…
Este aspecto tan minimalista y tan bien acabado, es lo que le hace tan atractivo para mí y seguro que para vosotr@s también lo será.
Sobre el hardware podemos hacer un resumen general de sus componentes o bien repasarlos en la pagina oficial, pero sin ser lo mas nuevo del mercado, si opino que es lo más estable  y potente de la anterior generación y, que al estar mas que probado, nos ofrece un rendimiento de lo más top, y me explico.


Monta un procesador Qualcomm SnapDragon 801 de 4 núcleos y 32 bits, a 2,3 GHz y una GPU gráfica Adreno 330.
Y dirás pues bien, muy interesante. ¿Y eso que significa?
Pues que mirando el catalogo de los móviles en el mercado, con esta configuración (estrenada en el 2013), nos encontramos al Samsung SGS5, al HTC M8, Sony Z3, LG G3, Xiaomi Mi Note, Zuk Z1, y algunos más que no acierto a recordar en este momento…
Esto se puede catalogar como información general, pero que puesta por orden de precios nos desvela que el nuevo OnePlus X tiene unos acabados y un hardware Premium a un precio de media gama. Sin ningún complejo estamos adquiriendo un pedazo de pepino a un precio de saldo. Lo que en el curso anterior nos hubiese podido costar el triple, ahora puede costar un poco mas de 230 euros.
 Sin olvidar que la criatura  cuenta con una memoria RAM de 3 GB y 16 GB de  ROM, y para que lo puedas rellenar a cascoporro, te ofrecen la posibilidad de ampliación externa mediante microSD hasta los 128 GB.
Con estos componentes os puedo asegurar que mueve el 90% de las aplicaciones y juegos del PlayStore sin despeinarse, sin lags, tirones o cierres forzados y que la optimización del sistema va a sacar lo mejor de sus componentes.
En el apartado de la conectividad podemos contar con las bandas de 4G mas utilizadas en esta parte del río, excepto la recién instaurada banda de 800 mHz, que yo no he echado de menos en ningún momento.

GSM: 850, 900, 1800, 1900MHz
WCDMA: Banda 1/2/5/8
FDD-LTE: Banda 1/3/5/7/8/20

Wi-Fi:
2,4 GHz b/g/n WCN3680
Bluetooth:
Bluetooth 4.0
Geolocalización:
Compatible con GPS, GLONASS y BDS




Vuelvo a reiterarme en la opinión de que es el mejor móvil en su categoría teniendo en cuenta el precio que OnePlus ha decidido marcar.
Respecto al software que hace florecer a este tulipán blanco,  se nos cae la mandíbula. Porque si su antecesor montaba Cyanogen en su  sistema operativo, los de OnePlus han optado por un sistema casi nativo de Android en la versión 5.1.1.



En principio me llego instalada la versión china de la ROM llamada HydroGen OS que iba como un tiro, con el detalle en que estaba todo en chino o Ingles.



Después de enredar lo justo, le hice el respectivo flasheo para instalar la versión internacional (ya con castellano) y el cambio fue muy agradable.




La versión internacional se llama OxyGen OS, y también tiene una multitud de opciones de personalización. Gestos, configuración de botones, la iluminación del led de notificaciones, etc, etc…
No echaremos de menos en absoluto CyanoGen y esta versión está optimizada de una manera notable y con un aspecto muy similar al de Google Now.
En un futuro las actualizaciones a Marhsmalow podrían mejorar considerablemente la autonomía, pero eso está por ver.




Después de este mamazo gratuito que estoy dando a los de OnePlus también tengo que soltar algún palito, por pequeño que sea.
El primer aspecto que se merece el amargo del limón es en la capacidad de la batería. Ya que con poquito más de 2500 mAh de autonomía nos queda siempre el temor de que sea capaz de aguantar una jornada completa de trabajo.
Si aguanta de 10 a 12 horas de trabajo y llega a las 4 horas de pantalla, merecerá el título de superviviente. Quizás si llevase la tecnología de carga rápida me preocupaba menos esa carencia.
Otra cosa que no les hubiese faltado poner sería el detector de huellas, tan de moda en estos momentos.
Y ya de remate si contase con tecnología NFC, me faltarían vitrinas para ponerle trofeos.
Aún con estas pequeñas pegas, que me veo obligado a sacarle, tengo que decir que el conjunto de virtudes, se mea en las citadas carencias, contando lo que nos cuesta, y que hoy en día seguramente podamos hacernos con una powerbank por 4 perras, ya que puedo acusarla como la mayor de mis demandas.





En conclusión.
Lo que en apariencia puede ser un delicado terminal, nos desvela un autentico Smartphone de acabado realmente premium, con especificaciones de flagship a un precio de media gama.
Su pantalla Amoled es un regalo impensable para esta gama, y pocos teléfonos pueden reunir todas las excelencias, tanto en diseño como en prestaciones, que ofrece OnePlus en este modelo.
Salvo detalles, puedo garantizar que en el 2015 no se han presentado teléfonos mucho mejores que este, al menos en su gama. Y en la gama superior hay algunos que se deberían dar por aludidos al dicho “de querer y no poder”.
Creo que ya esta bien de palmitas por hoy, que estoy pareciéndome peligrosamente a Jose Luis Moreno y eso quieras o no acongoja.


Un saludo a tod@s y hasta la próxima review.
Articulo original de SolKey ProSolTek.